• Financiamos tus compras
  • Llámanos
  • Envíos urgentes gratis

Sumadora Adix Company. 1905. Alemania. Estuche. Función reset

Acero, aluminio y latón. Portátil. Pallweber & Bordt. 122 piezas. Ruedas y engranajes

rara sumadora adix company alemania
rara sumadora adix company alemania
rara sumadora adix company alemania
rara sumadora adix company alemania
rara sumadora adix company alemania
rara sumadora adix company alemania
rara sumadora adix company alemania
rara sumadora adix company alemania rara sumadora adix company alemania rara sumadora adix company alemania rara sumadora adix company alemania rara sumadora adix company alemania rara sumadora adix company alemania rara sumadora adix company alemania

390,00

Rara máquina antigua de calcular comercializada en Alemania en la primera década del siglo XX.

La unidad, Adix Company, fue fabricada por Pallweber & Bordt en la ciudad de Mannheim y está realizada en acero, latón y aluminio, un material novedoso en la época que por primera vez se empleaba en este tipo de artilugios mecánicos.

El artículo, que consta de unas 122 piezas, desprende un gran atractivo gracias a su mecanismo de engranajes y ruedas dentadas.


Más Información
Dispone de un teclado, en resina o pasta color crema, con nueve dígitos (1-9) y una ventana de lectura de resultados de tres columnas con los discos cifrados acabados en el mismo compuesto amarfilado.

Su funcionamiento es muy simple. Cada vez que mantenemos pulsada una de las teclas inferiores el número se adiciona al primer disco superior y cuando éste llega a diez continúa con el segundo y el tercero hasta un máximo de 999.

La sumadora, portátil y cómoda de transportar gracias a su peso contenido, fue diseñada en unos años en los que la contabilidad se hacía de cabeza o a mano y en ese sentido resultaba muy útil, ya que simplificaba las operaciones, agilizaba el proceso y evitaba errores a pesar de sus limitaciones.

Presenta en la base una placa móvil con dientes de sierra separados entre sí con espacios diferentes lo que permite que cuando pulsamos un número el elemento se desplace hacia la derecha en proporción a la cifra introducida y empuje el alambre que, a su vez, hace girar la manivela y el engranaje, contando con un trinquete o fleje para corregir las imprecisiones.

Además, equipa una pieza metálica en forma de asa que sirve para poner el contador a cero cuando presionamos sobre el teclado pero no de forma automática sino que es necesario ir ajustando el proceso. Mantiene fija la primera de las tres cifras superiores y va moviendo las otras dos hasta alcanzar el valor.

Los primeros modelos de la máquina carecían de esta función reset que la empresa fue perfeccionando con el tiempo.

De hecho, es posible encontrar unidades que en lugar de asa montan una palanca y ponen a cero dos de las tres columnas u otras en las que hay que presionar la tecla número uno e ir girando los engranajes hasta llegar a esa lectura.

La máquina, muy coleccionable, se suministra con su estuche original, una caja de madera recubierta de papel marrón, con bisagras y cierre de latón e interior rematado en terciopelo y raso azul, que lleva grabado el nombre de la unidad, un dato que también se muestra en el anverso.

La sumadora, con un número cincelado en el reverso y el nombre de la compañía en el frontal, está en buen estado de conservación para sus años, trabajando correctamente y con algunos arañazos y puntos de óxido en la parte posterior.

Por su parte, la caja con cierre de latón presenta los lógicos desgastes.

Mide exenta 14,2 centímetros de largo por 8,2 de ancho y 1,8 de altura para un peso de 198 gramos.

Está dirigida a coleccionistas, aficionados a las calculadoras y sumadoras vintage, y apasionados de las antigüedades y las máquinas y artilugios antiguos.
Comentarios de producto ( 0 )
Valoración:5
reload